Ver carrito   - 0,00 €

Sin producto

0,00 €

Confirmar

Bienvenido

Especial Postres de Navidad

Los días pasan rápidamente y muy pronto estaremos enfrascados en los preparativos para las cenas de Navidad y Fin de Año. Sucede no pocas veces que pensamos tanto en el plato principal que no damos la debida atención al postre. Pero queremos que toda la cena sea un éxito, y por ello en Pastisseria Garde nos esmeramos en crear y producir postres acordes con la ocasión. ¿Te gustaría conocerlos?

Sacher tronco de Navidad

La tarta Sacher es una tarta de chocolate típica de Austria. Fue inventada en 1832 por Franz Sacher, entonces joven aprendiz de repostería, para deleitar a un selecto grupo de invitados del príncipe Klemens W. von Metternich (canciller del Imperio Austro-hungaro).

Eduard, el hijo mayor de Franz Sacher, fue aprendiz de repostero en la confitería vienesa Demel. Allí empezó a confeccionar la tarta de su padre en la forma que hoy se conoce. En 1876 fundó el Hotel Sacher, todavía hoy existente, y comenzó a vender la Sachertorte.

Tronco de Navidad

Por otra parte, el Tronco de Navidad tiene su origen en una bonita tradición navideña. Originalmente consistía en elegir un tronco bonito y duradero, decorarlo y dejar que ardiera en la chimenea durante todo el día de Navidad.

En el Siglo XIX esta tradición pasó al mundo de la repostería. Este dulce, conocido como 'La Buche de Nöel' o Tronco de Navidad, es muy popular en Europa, y consiste en un bizcocho que puede rellenar de diversas cremas (nata, vainilla, turrón, nueces...) y recubierto con chocolate.

Creaciones originales de Pastisseria Garde


En Pastisseria Garde hemos querido aunar estas dos bonitas historias, la tarta Sacher con el Tronco de Navidad, y hemos incluso mejorado la receta. Nuestro postre Sacher tronco de Navidad consiste en tres capas de jugoso bizcocho de chocolate, separado por dos finas capas de mermelada de albaricoque y frutos rojos, cubiertas de ganache y baño de chocolate.

Es la combinación perfecta que hace que guste tanto desde los pequeños a los más mayores de la casa. El chocolate que cubre la tarta permite que se conserve durante períodos largos.

Tradicionalmente, se suele acompañar de nata montada (crema chantilly). La ganache que la recubre, es un preparado que sirve de base a las trufas de chocolate. Se compone de nata mezclada en caliente con chocolate en trozos a partes iguales.

¿Sabes de dónde le viene el nombre a la ganache? Parece ser que proviene de una equivocación cometida por un aprendiz pastelero, quien habría echado por error nata caliente en un chocolate, por lo que su maestro lo habría tratado de ganache, que significa tonto, inútil, en francés. Lejos de quedar inutilizable, la crema se aprovechó con éxito y conservó el nombre del insulto.

¿Verdad que es bonito conocer la historia que se esconde tras es postre? ¡Claro que sí! Pero lo realmente importante es que va a ser una de las experiencias más gratificantes que tu paladar halla degustado nunca.

¿Quieres conocer otros postres especiales para Navidad? Pincha aquí para descubrirlos